Experiencia Linkedin – ¡Contactemos!

He enviado a todos mis contactos un mensaje para poder «estar en contacto». La idea es promover el feedback (bueno y malo) que pueda desencadenar ese mensaje.

Mucho hablamos de las «buenas prácticas» en Linkedin. ¿Pero realmente esas prácticas nos hacen tener más o menos devoluciones ante un mensaje?

Por costumbre, siempre que tengo un nuevo contacto, espero en los primeros mensajes conocer a que se dedica y en que podemos colaborar.

Es verdad que me molesta cuando ese primer mensaje quiere «venderme» algo, sin siquiera haber entablado alguna charla, una conversación de presentación y de conocimiento de objetivos o sinergias.

Cuando eso sucede, me genera un rechazo inmediato. Porque en la gran mayoría de los casos no saben quién soy, que es lo que hago y que es lo que necesitaría.

Mi mensaje, impersonal, buscaba ver no solo las reacciones, sino saber quien leía el mensaje completo y que tan conectado estoy con mi red.

En menos de 24 hs, el 50% a respondido. De ellos el 99,9% han sido reacciones positivas, celebrando el contacto y dándome un feedback.

Solamente un contacto sintió que el mensaje quería «venderle» mis servicios y otro de mis contactos me recordó que los mensajes «impersonales» son una mala práctica en Linkedin.

¿Pero es tan así? ¿Qué tan malo puede ser enviar un mensaje sincero a tu red? Aunque este mensaje sea un copy/paste, para poder llegar a todos en el menor tiempo posible.

Por favor, deja tu comentario y comparte. Sinceramente me interesa conocer la opinión de mi red.

Que tengan todos un excelente día!

Roberto Matera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *