¿Qué hacer con la experiencia? Especial Mayores de 40 años

Llegar a pasar cierta edad, nos hace portadores de conocimientos y habilidades que muchos llaman “experiencia”.

El mercado laboral, cada vez mas extraño e incomprensible, deja a los talentos mayores de 40 años con pocas posibilidades de inserción laboral.

Entonces nos preguntamos, ¿Qué hacemos con toda la experiencia que tenemos?.

Se que les sonara a cliché, el decirles que a esta edad y con la experiencia que tenemos, debemos emprender. Pero la realidad nos marca que emprender ya no es una decisión, sino una obligación.

Y mas cuando uno tiene talento y experiencia.

En que emprendemos? Esa es la cuestión. No es fácil encontrar el nicho o el lugar que podamos emprender y que sea exitoso rápidamente. Por allí tenemos la suerte de que al primer intento de emprender nos sorprenda la vida dándonos una rápida aceptación del mercado y podamos crecer y afianzar nuestro proyecto rápidamente.

Pero en la mayoría de los casos, por lo menos en cuanto a mi experiencia, esto requiere de tiempo y dinero.

Quizás lo mejor que podemos hacer al principio, es prepararnos mentalmente para tener tenacidad, paciencia y equilibrio ante los tiempos que nos vendrán por delante.

Porque emprender no es tarea fácil ni para el mas experto, porque a la vista esta que de un día para el otro las circunstancias cambian y todos nuestros planes de previsión quedaran obsoletos. (llámese Pandemia o Covid-19, o como mas le guste)

Po lo que creo que lo mas importante de todo, es prepararse mentalmente para saber adaptarnos rápidamente al entorno. Debemos ser un camaleón, debemos saber pivotear ante cada circunstancia o ante cada revés que tengamos en nuestros planes o proyectos.

Vivimos en un mundo, que ya ha comenzado a cambiar ante un año que será bisagra en los libros de historia.

Lo mejor que puedes hacer con tu experiencia y tu talento es seguir cultivándolo, informándote, aprendiendo y comenzando a darle forma a un proyecto emprendedor, donde la primer  regla debe decir :  “ser feliz”.

Piénsatelo de esta manera, si debo emprender, porque ya entendí que ese es el camino que hay hacia el futuro, que mejor que hacerlo en algo que realmente me deje una sonrisa en la boca, día a día.

No va a ser  fácil, no va a ser un camino de rosas, pero debemos hacerlo. Ya no por decisión, sino por obligación con nosotros mismos. No debemos quedarnos esperando nada de nadie, sino nosotros salir a “por ello”.

Y cuando pasen los meses y los años y miremos hacia atrás, saber que lo que hemos realizado valió la pena.

En mi caso, ya estoy preparando mi próximo proyecto emprendedor, para comenzarlo de cara al 2021.

Les deseo a todos, que tengan un excelente año 2021 y que puedan alcanzar todo lo que se propongan.

De corazón, mis mas sinceros deseos de éxitos para todos!

Roberto Matera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *